5 beneficios de la natación en bebés
POR: ANV / abril 16, 2019 / Artículos

Seguro estás esperando el momento para ver a tu bebé jugar, gatear o caminar, pero, ¿lo imaginas nadando? ¡No tengas miedo! para él esta actividad es muy natural, pues durante su gestación  estuvo en líquido y posee reflejos que lo ayudarán perfectamente a desempeñarse.

Los especialistas recomiendan la natación para estimular su motricidad así como para reforzar el vínculo con los padres. Se aconseja iniciarlos a partir de los 8 meses, cuando su sistema inmunológico ya está más desarrollado. Si quieres introducir a tu pequeño en esta actividad sigue leyendo para descubrir todos los beneficios que obtendrá.

  1. Desarrollo psicomotor: El bebé descubrirá en el agua la oportunidad de desplazarse tridimensionalmente, dándole mayor libertad a sus movimientos. Además, comenzará el autoconocimiento de su cuerpo y aumentará sus habilidades musculares.
  2. Ganará seguridad: Al dominar su cuerpo se sentirá con más confianza para todo, especialmente si está en compañía de sus padres, fortaleciendo así su apego. Diversos estudios demuestran que los niños que tomaron lecciones de natación se adaptan mejor a nuevas situaciones, son más independientes y con mayor autoestima.
  3. Fortalecimiento del sistema cardiorrespiratorio: Debido al trabajo que se realiza en el agua fortificará su corazón y pulmones, mejorando de este modo el cambio de respiración meramente nasal a una respiración motriz.
  4. Ayuda a la relajación: Una gran terapia para cuerpo y mente. Los bebés que nadan tienen mejor estado de ánimo, comen bien y duermen con más facilidad, notarás cómo sus siestas se prolongan por más tiempo.
  5. Aumenta su inteligencia: Los niños que han practicado natación en sus 2 primeros años de vida desarrollan una mayor percepción del mundo, son más creativos y observadores. ¿Por qué? Porque el agua estimula sus capacidades de juego y las convierte en aprendizajes a futuro.

En nelsonvargas tenemos el curso perfecto para que tu bebé se sumerja y desarrolle las habilidades necesarias a lo largo de 3 niveles. El primero es de ambientación y adaptación, el objetivo es lograr la confianza para comenzar los desplazamientos. Con el segundo iniciará la brazada y patada, en el último será capaz de desplazarse sin ayuda del profesor en movimientos crawl y dorso.

Las clases de bebés se imparten de manera individual con una duración de 30 o 45 minutos y se puede elegir entre 1 o 2 sesiones por semana con profesores expertos, en instalaciones modernas y en el mejor ambiente. ¡Conócenos!